Nota de Prensa del Instituto Patmos en Alerta por el Dr. Eduardo Cardet

Abril 21, 2016, Yoaxis Marcheco Suárez y Mario Félix Lleonart, coordinadores del Instituto Patmos, junto a Eduardo Cardet en su casa unos meses antes a su arbitraria prisión.
Abril 21, 2016, Yoaxis Marcheco Suárez y Mario Félix Lleonart, coordinadores del Instituto Patmos, junto a Eduardo Cardet en su casa unos meses antes a su arbitraria prisión.

El Dr Eduardo Cardet lleva demasiado tiempo injustamente preso (una sola hora ya habría sido arbitraria- pero lleva casi un año y medio) y no solo no se respetan los propios “reglamentos” de las cárceles y prisiones cubanas que hubiesen permitido flexibilizar su situación tan tensa, sino que  se le ha sometido a cincunstancias peligrosas que atentan contra su vida al llevarle a espacios donde reclusos de alta peligrosidad cumplen órdenes de parte de los carceleros de golpearlo, como en cualquier momento que lo decidan pueden ordenar asesinarlo. Encima de esto le han privado de algo tan sagrado como puede serlo la asistencia religiosa.

De absolutamente nada han servido hasta ahora declaraciones tan importantes como las de Amnistía Internacional o de otras organizaciones internacionales. El régimen cubano se ha reído de ellos y ha mostrado más saña sobre el Dr. Cardet. Es necesario movilizarse nacional e internacionalmente priorizando la vida de este ser humano, padre de familia que sufre, y creyente católico excepcional. La sola vida de este hombre digno vale cualquier esfuerzo que se haga por su libertad. El Instituto Patmos exhorta a todas las organizaciones de la sociedad civil cubana a cerrar filas en función de conseguir la libertad inmediata y sin condiciones de este luchador. Cualesquiera iniciativas en este sentido no estarán de más. La hora de las tinieblas sobre Cuba se encuentra en su momento más tenebroso y hombres excepcionales como él pueden ser los mártires en los que se cebe la dictadura más longeva del hemisferio occidental, pero la causa de Cuba no necesita más mártires, sino de líderes íntegros como Cardet que nos ayuden a construir la Patria del mañana.  Para ambas empresas, su liberación y la de Cuba, con Dios contamos, pero Dios también cuenta con nosotros, él no quiere ni hace nada sino a través de nosotros y necesitamos de la ayuda de todos ustedes.

Anuncios

Fines no pertinentes

El 7 de diciembre representantes del Instituto Patmos fuimos recibidos en la Comisión Internacional de Libertad Religiosa de los EE.UU (USCIFR) en Washington DC para transmitir una importante denuncia de violación a la libertad religiosa en Cuba:

La Oficina de la Junta de Misiones de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental se ubica en los altos de J #555, Vedado, Habana. Es parte de un edificio histórico cuyo propietario legítimo es la Home Mission Board de la Southern Baptist Convention (Junta de misiones Domésticas de la Convención Bautista del Sur de los EE.UU). El 16 de octubre de 1967 ante el notario Dr. Fernando Auñón y Calvo se protocolizó un poder otorgado por este dueño legítimo a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental accesible en el Archivo Nacional de Protocolos Notariales de Ciudad con el número de expediente 259, en este se declara a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental (ACBCOcc) como su ¨apoderado verdadero y legal¨ para representarle y le entrega ¨toda capacidad para conducir, administrar y hacerse cargo de todos los asuntos, negocios e intereses¨ en Cuba. Este poder incluía a todas las propiedades que hasta ese momento poseía en la isla la Southern Baptist Convention, incluyendo el edificio de J #555. Fue una movida necesaria para evitar la confiscación de estas propiedades que tenían como dueño a una entidad norteamericana puesto que el grupo en el poder estaba expropiando toda propiedad con estas características.

Por su vecindad con la Universidad de La Habana, a apenas unos metros de allí, este constituía uno de los edificios más estratégicos de los bautistas cubanos, con presencia en Cuba desde fines del siglo XIX. Al triunfo de la Revolución el lugar funcionaba como residencia estudiantil para los universitarios bautistas de provincia que se trasladaban a estudiar a la capital. Funcionó como lugar de conferencias históricas que el Dr. Luis Manuel González Peña dictaba y que se hicieron famosas por sus cuestionamientos a los postulados marxistas leninistas que fueron importados y se adueñaron de la alta Casa de Estudios. Compilaciones de algunas de estas conferencias se convirtieron en libros, como ¨Preguntas a la Evolución¨ en el que el Dr. González Peña se atrevía a cuestionar incluso la teoría de la evolución química de Oparin. Sin lugar a dudas que por tales ¨atrevimientos¨ el fue juzgado sumariamente en abril de 1965, en la ¨Primavera Negra Bautista¨, siendo condenado junto a decenas de otros pastores bautistas a largos años de prisión bajo la acusación de espiar para una potencia extranjera.

No bastando la movida legal del poder otorgado por la Home Mission Board de la Southern Baptist Convention a la ACBCOcc, y ante el peligro de que aun así confiscasen esa propiedad tan estratégicamente ubicada (el terreno de lo que antaño fuera el Colegio Bautista en Yaguajay permanece ocupado hasta hoy), la ACBCOcc trasladó hasta el lugar a la Iglesia Bautista ¨William Carey¨. Indudablemente este edificio era un blanco de interés para el sistema político totalitario, y nunca dejó de serlo. El traslado de la iglesia a la propiedad la salvó de confiscación, pero esa iglesia fue sometida a prioritario bombardeo ideológico, influencia política que tuvo efectos y dio lugar a que en la escisión de 1986 de cuatro iglesias que fueron separadas de la ACBCOcc se encontrara esta, que a partir de ese momento se convirtió en una de las puntas de lanzas de iglesias usadas por el sistema político para realizar proselitismo en su favor, convirtiéndose, por ejemplo, en uno de los  cuarteles para visitas políticas como las de ¨Pastores por la Paz¨, etc.

En el controversial reportaje de Andrea Rodríguez publicado el 27 de marzo del presente año bajo el título de Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba; para resaltar que la situación de libertades religiosas en la Isla había mejorado se ponía precisamente como ejemplo a esta iglesia ubicada en el controversial edificio de J #555, y a sus actividades.  Aunque el edificio no era propiedad de la iglesia sino de la ACBCOcc, por supuesto que el sistema siempre amparó a una iglesia que respondía a sus intereses en detrimento de la ACBCOcc que ha tolerado con recelos, especialmente porque esta es una de las asociaciones evangélicas cubanas que nunca accedió a formar parte del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), otra de las entidades evidentemente manipuladas por el sistema político. La iglesia radica en la planta baja y por desidia de esta por una parte, y por el interés del gobierno por la otra, las plantas altas fueron llenándose de personas ¨particulares¨ que ocuparon ilegalmente para vivir lo que en otro tiempo fueran los dormitorios de los estudiantes bautistas de la universidad, quienes no tuvieron más opciones que ser admitidos por las residencias estudiantiles de la propia Universidad como las ubicadas en F y 3ra, o 12 y Malecón, si es que eran aceptados por esta.

La ACBCOcc no quedó de brazos cruzados y estableció litigio contra los ocupantes ilegales. Los tribunales fallaron a principio de los ´90 en favor de la ACBCOcc pero este fallo no tuvo ningún efecto pues los encargados de hacer valer la ley se lavaban las manos diciendo que aunque eran ocupantes ilegales no tenían otro lugar que ofrecer a los ocupantes y que por tanto no los podían obligar a salir. La ACBCOcc por lo menos pudo recuperar dos de los antiguos dormitorios que convirtió en una oficina, la de su Junta de Misiones. Y esta oficina de la Junta de Misiones radicó allí hasta que  el 6 de julio de este año algunos de los ocupantes ilegales de otros apartamentos del tercer piso rompieron la pared medianera entre ambos apartamentos clausurando la puerta de entrada con un pestillo. Todos los bienes muebles que estaban dentro de la propiedad, incluyendo caja fuerte, computadoras, y documentos permanecen también en sus manos hasta el momento.

El Pastor Karell Lescaille, Director de la Junta Misionera se personó allí en las primeras horas del viernes 7 de julio, y al intentar abrir la puerta de la oficina descubrió que estaba obstruida desde adentro, siendo imposible abrirla. Los vecinos se negaron a dejar entrar al Pastor alegando que ellos habían ocupado dicho apartamento pues era usado por la ACBCOcc para ¨fines no pertinentes¨. De inmediato la ACBCOcc realizó denuncia formal a la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), específicamente en la Unidad de la PNR de Calzada en el Municipio Plaza de la Revolución. Los líderes convencionales fueron instruidos en volver a la propiedad y entrar a tomar posesión del apartamento e intentar restaurar la pared. Con tal objetivo acudieron hasta allí varios pastores y líderes pero los ocupantes se negaron a retirarse del mismo formando un ambiente de escándalo y alteración de orden. La ACBCOcc también se puso en contacto con la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAAR) del Partido Comunista de Cuba. Pero ni las gestiones ante la PNR ni ante la OAAR han dado respuestas satisfactorias a pesar de haber transcurrido más de cinco meses, a no ser evasivas que demuestran complicidad con estas personas ¨particulares¨ acostumbradas desde hace años a la impunidad por sentirse respaldados por el poder, o incluso tal vez por encontrarse bajo sus órdenes directas.

Además de la posición estratégica del edificio parece ser  que la Junta de Misiones de la ACBCOcc también constituye un blanco del sistema. En los últimos años dicha Junta ha estado muy activa a nivel nacional realizando una labor multiplicadora de gran alcance evangelístico con mucha influencia en las comunidades donde trabaja. Cada vez suele ser mayor el número de misioneros que reclutados por esta Junta trabajan en misiones domésticas. A ello se suma que la Junta ha ampliado su objeto de misión al mundo entero incluyendo entre sus objetivos el envío de misioneros al extranjero, como ya se ha concretado en casos como el de Colombia, país al que ya fueron enviadas tres familias en calidad de misioneros bautistas tal y como reconoció la visa colombiana estampada con claridad en sus pasaportes.

Puesto que los mecanismos nacionales lejos de dar algún resultado han demostrado durante estos cinco meses de ocupación el amparo a la impunidad, hacemos un llamado a todas las instancias nacionales e internacionales que puedan cooperar para que la Oficina de la Junta de Misiones de la ACBCOcc vuelva a funcionar recuperando sus bienes muebles e inmuebles, e incluso para que todo el edificio de J #555 vuelva a sus legítimos dueños. Puesto que la ACBCOcc recibió poder legal de la Home Mission Board de la Southern Baptist Convention para tramitar en situaciones como estas, pero no ha conseguido hacerlo con efectividad, recomendamos a la Southern Baptist Convention que finalmente vuelva a tomar cartas en el asunto y solicite al gobierno de los EE.UU. que le respalde en sus gestiones.

Video de la entrega del Premio Patmos que concedemos a nuestro muy apreciado Dagoberto Valdés Hernández coincidiendo con el 500 Aniversario de la Reforma Protestante

PALABRAS DE AGRADECIMIENTO DE DAGOBERTO VALDÉS HERNÁNDEZ AL RECIBIR EL PREMIO PATMOS 2017. 31 de octubre de 2017. V centenario de la Reforma.

IMG-20171031-WA0000
Entregaron Premio Patmos 2017 en Pinar del Río a Dagoberto Valdés como representantes del Instituto Patmos: Dalila Rodríguez González, Leonardo Rodríguez Alonso y Armando Pérez Pérez; y fueron compartidos los dos números más recientes de la revista de millenials Nota del Cielo, representada por Amanda Pérez Delgado, el número 4 del 2017 de esta revista publica una entrevista a Dagoberto a propósito de su Premio.  

Queridos hermanos del Instituto Patmos y de la sociedad civil cubana:

 

Para dirigirme a Ustedes, mis queridos hermanos en Cristo, hago mías las palabras de Juan en la isla de Patmos:

“Yo, hermano de ustedes, con quienes comparto las pruebas, el Reino y la perseverancia en Jesús,…reciban gracia y paz de Aquel que Es, el que Era y el que Viene, el Señor del Universo.” (Apocalipsis 1, 8-9)

Es precisamente por la causa de Jesús de Nazaret, el Alfa y Omega de mi vida, que recibo este inmerecido y prestigioso Premio Patmos 2017. Al Señor del Universo le sean dadas las gracias, en primer lugar. “Sólo de Él son la gloria y el honor por los siglos de los siglos.”

Agradezco también a la directiva del Instituto Patmos, especialmente a mis hermanos el Rev. Pastor Mario Lleonart, a su esposa Yoaxis Marcheco, a los hermanos Leonardo y Félix y a cuantos han fundado y animado este servicio cristiano desde el centro de Cuba.

Un motivo trascendental de acción de gracias es el año y la fecha en que se me concede este Premio cristiano. Esta coincidencia providencial la interpreto como señal y programa para mi vida. En efecto, hoy se cumplen 500 años de la Reforma. Aquel 31 de octubre de 1517 fueron clavadas, según la tradición, las 95 tesis en la puerta de la Iglesia del Palacio de Wittenberg. El teólogo y sacerdote católico de la Orden de San Agustín, el reverendo padre alemán Martín Lutero, proponía un debate sobre la salvación por la fe y el abuso de las indulgencias. Hoy es reconsiderado su intento de reformar a la Iglesia de Cristo volviendo a las fuentes bíblicas y a la vida de las comunidades cristianas primitivas. Otro Martin Lutero, el pastor King, demostró que aunque la salvación es don gratuito de Dios, trabajar pacíficamente por los Derechos y la Dignidad de todos los seres humanos es vocación y misión de los cristianos.

Yo tuve la suerte y la gracia de haber sido bautizado de niño en la Iglesia católica, y también de haber aprendido el nombre de Cristo en la Iglesia Metodista de mi barrio gracias a sus santos pastores Flor Reina Pereira y Mirta Fernández y Seco, quienes fueron como padres para mí hasta que a los 10 años regresé, por propia decisión y sin rupturas, a la Iglesia católica en la que se educaron mi padre, mi madrina y abuela Nieves y el resto de la familia paterna. De ahí mi visión ecuménica del cristianismo y mi vocación por el diálogo universal y fraterno.

El propio Papa Francisco ha visitado Suecia para participar de la conmemoración del inicio de la Reforma. Hoy podemos decir, sin ninguna duda, que aunque aquel debate terminó en la segunda gran división de la única Iglesia de Cristo, hoy la entera comunidad de los discípulos del divino Maestro de Galilea, católicos, ortodoxos y reformados, hemos salido todos más purificados de lo que el propio pontífice actual ha llamado “la mundanidad”, ese espíritu terrenal y materialista que fue el catalizador de la corrupción generalizada por la que se inició aquella Reforma.

El desafío que hoy compartimos todos los cristianos, sin distinción, es superar esa mundanidad, esos intereses políticos y económicos que penetran y pudren a toda la sociedad, en ocasiones también a las comunidades cristianas que forman parte de esa sociedad contemporánea. La celebración de estos cinco siglos de aquel intento de volver a las fuentes primigenias del Evangelio, podría ser para todos los seguidores de Cristo, incluso para los que admiran su estilo de vida y enseñanzas aunque no pertenezcan a ninguna confesión religiosa, un llamado a recuperar la belleza de la Verdad compartida y dialogada, la dulzura de la Bondad que busca el bien común de toda persona humana y la urgencia del Amor, centro, alma y fin del mensaje cristiano. Ser fiel a las fuentes del Evangelio y no dejarnos corromper por los intereses mundanos hoy significa, entre otros desafíos, anunciar aquí en Cuba y en todo el mundo, la Buena Noticia que el mismo Cristo anunció en la sinagoga de Nazaret leyendo la profecía de Isaías:

“El Espíritu del Señor está sobre mí, Él me ha ungido y me ha enviado para traer Buenas Nuevas a los pobres, para anunciar a los cautivos su libertad y a los ciegos que pronto van a ver. A despedir libres a los oprimidos y a proclamar el año de la gracia del Señor.”(Lucas 4, 18-19)

Que este Premio que tiene su nombre en la isla de Patmos desde la que el apóstol y evangelista Juan compartió su visión sobre el mundo venidero, nos anime a cuantos lo otorgan y recibimos a pensar, estudiar y compartir con todos nuestros hermanos cubanos, nuestras visiones del futuro de Cuba en cuyo porvenir próspero, libre, fraterno y feliz, ponemos nuestra esperanza y nuestro esfuerzo cotidiano. Haciendo todo como si todo dependiera de nuestro esfuerzo y al mismo tiempo y sin contradicción raigal, haciéndolo todo como si todo dependiera de la Gracia de Dios. En estos tiempos críticos en que pareciera que no nos dejan “hacer” mucho, cobra vigencia y urgencia aquella convicción de fe que proclaman las Escrituras y que el sacerdote Martín Lutero defendía con tanta vehemencia: no solo son las obras las que nos salvan, sino que basta la Gracia de Dios. Claro que ese no fue y no es un llamado a la inercia, ni al acomodo, sino a actuar movidos por la fe, sabiendo que todo lo que hagamos, e incluso, lo que no nos dejen hacer, lo depositamos en la Manos de Dios, Padre de todos los hombres y Señor de la Vida y de la Historia, en cuyo corazón anidan y laten los destinos de los pueblos.

Vivir esta mística y compartirla con todos nuestros hermanos cubanos, profesen o no una religión, es fuerza interior, virtud probada y energía indetenible, para reinventar nuestra misión sin escapar de este mundo hacia vivencias alienantes o mundanas. Me atrevería a decir, aún más, desde esta óptica de encarnación y compromiso, perseverar, permanecer, esperar contra toda esperanza, es la nueva forma de fidelidad al espíritu primigenio del Evangelio que nos gloriamos de profesar ortodoxos, reformados y católicos mientras caminamos fraternalmente hacia la plena comunión en Cristo. Hoy en Cuba perseverar en la esperanza salva.

Por eso resuenan, hoy y siempre, en lo más hondo de mi alma, como un acicate y una esperanza inconmovible, aquella luminosa promesa que el apóstol Juan dejó plasmada en el capítulo 2, versículo 10, del libro del Apocalipsis que escribió en Patmos para todas las Iglesias y que quisiera que también proclamara toda mi vida y el lugar de mi descanso:

“Se fiel hasta la muerte y te daré la corona de la Vida.” (Apoc.2, 10)

Muchas gracias.

Dagoberto Valdés Hernández Premio Patmos 2017 en el 500 Aniversario de la Reforma Protestante

La IV Edición Anual del Premio Patmos que concedemos a nuestro muy apreciado Dagoberto Valdés Hernández coincidiendo con el 500 Aniversario de la Reforma Protestante, es más un premio a Patmos, que lo entrega, que a Dagoberto que lo recibe. Nuestro Instituto con solo casi cinco años de existencia se encuentra apenas en estado embrionario y nuestra corta vida ha estado signada por tribulaciones que encajan muy bien con el nombre con el cual nos identificamos, el de la isla mediterránea donde Juan el apóstol estuvo preso por causa  ¨de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo¨ (Apocalipsis 1:9).

Entre las muchas inspiraciones que nos impulsaron, primero a nacer, y luego a continuar adelante en lo poco que hemos conseguido hacer en nuestra corta y atribulada existencia, se encuentra precisamente la de Dagoberto Valdés y de quienes le acompañaron primero en Vitral, y ahora en Convivencia. Nuestra historia y quehacer son nada al lado de la apasionada labor de Dagoberto y de sus valiosos colaboradores de dentro y de fuera de Cuba. Las enseñanzas y el ejemplo generados por el Centro de Estudios Convivencia constituyen hoy para nosotros un desafío para lograr de Cuba lo que juntos soñamos por igual. Dios utiliza a Dagoberto y a Convivencia para ofrecernos esperanza en las tribulaciones como mismo las recibiera Juan en Patmos a través de visiones celestiales.

Este es el cuarto año consecutivo en que concedemos este reconocimiento. La condición primordial para nuestra selección es que nuestro elegido sea alguien que haya demostrado ser consecuente con su Fe en Cuba. Y Dagoberto Valdés Hernández lo ha demostrado con creces a lo largo de muchos y difíciles años sin claudicar.

Es de notar que con Dagoberto suman ya tres premios concedidos a católicos de los cuatro que hemos otorgado, le anteceden el laico Amador Blanco Hernández, Premio Patmos 2014 y  el P. José Conrado, Premio Patmos 2015; solo el Premio Patmos 2016 ha sido el concedido a un protestante, el Dr. Oscar Elías Biscet, de definición bautista. No debe sorprender a nadie nuestra selección de tres católicos entre nuestros premios anuales que se otorgan precisamente en el Día de la Reforma Protestante. Como se sabe, nunca fue la intención de Martin Lutero cuando clavó sus 95 tesis a la puerta de su Iglesia en Wittenberg, Alemania, abandonar a su Iglesia, por el contrario, movido de gran amor por ella se proponía reformarla a la luz de lo que consideraba correcto en la Palabra de Dios y por la cual se sentía desafiado. Mucho menos se había propuesto provocar la escisión que finalmente ocurrió y que tuvo lugar luego de un juicio celebrado a Lutero por su iglesia y en el cual fue excomulgado. Lamentablemente no fue comprendido en su momento por la iglesia que amaba y anhelaba reformar de acuerdo a la Palabra de Dios.

Dagoberto Valdés Hernández ha sido siempre un católico comprometido con su profunda fe cristiana que ama con fervor a su iglesia y anhela y procura que ella actúe como es digno de Cristo en el contexto cubano aunque no siempre sea bien entendido por ello. Él y sus proyectos, primero Vitral y luego Convivencia, constituyen expresiones de la manera en que los hijos de Dios debemos encarnarnos en medio de la sociedad en la que Dios nos coloca para servirle. Nuestro Premio Patmos 2017 se entrega a una luz en la oscuridad como lo fue Martin Lutero en 1517. Y no dudamos que como también ocurrió con el creer y actuar de aquel monje agustino que de una luz que parecía condenada a apagarse, pero que resultó en un movimiento imparable que transformó a toda la cultura occidental; esta luz de Cristo que se irradia para toda Cuba desde Pinar del Río desde hace tantos años, no solo no se apagará, como el Maligno procura, sino que terminará iluminando irresistiblemente a toda Cuba.

A la acción social y cívica que nace de la fe que en Dagoberto se genera por la gracia de Dios puede sumarse su vocación en tender puentes y abrir puertas y ventanas que contribuyan a la convivencia no solo de quienes habitamos bajo el mismo techo de la patria sino también de la iglesia universal. Dagoberto no olvida nunca los genes protestantes que también se encuentran en su ADN cristiano, sigue amando su tiempo en la iglesia metodista, y no fue casual que en la Comisión Nacional de Laicos de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba en 1977 Dagoberto titulara una tesis con el mismo nombre del de una de las obras del famoso teólogo luterano alemán del siglo XX Karl Barth: “Comunidad cristiana y comunidad civil” en la que introdujo el  término  de  sociedad civil y las relaciones entre ella y la comunidad cristiana; principios con los que Dagoberto ha sido totalmente consecuente. Llama la atención que Karl Barth fuera también uno de los autores más citados en la cristología espiritual desarrollada por  Josef Razinger, el papa Benedicto XVI, que renunció para retirarse a orar.

Es por estas y muchas razones más que el Instituto Patmos al hacer este humilde homenaje, repleto sin embargo de significados, más que felicitar, agradece a Dagoberto Valdés Hernández por aceptar nuestra distinción y recibirnos, lo cual nos honra profundamente a la vez que nos anima, y esperamos que estimule a otros también, para tampoco claudicar ni dejar espacio al desaliento; sino por el contrario seguir el ejemplo que nuestro premiado, como Juan en Patmos, o Lutero en Wittenberg, nos ofrece a seguir.

Nuestro @ForoPatmos sobre ¨El origen de la Vida¨ continúa: Disertación de @rgbringas1

El panel del Foro del instituto Patmos dedicado al origen de la Vida, y el Dr. Oscar Elias Biscet en el momento de su intervención como parte del público.

Uno de nuestros foros más exitosos fue el dedicado al tema siempre polémico de el Origen de la Vida. En dicha ocasión tuvimos la bendición de que el Seminario Teológico Bautista en Santa Clara aceptara el coauspicio. Logramos sentar en un panel las principales posiciones en este debate: un creacionista, un evolucionista teísta y ateo evolucionista. El Panel logró exponer con respeto sus criterios y luego tuvo lugar un debate muy interesante con excelente moderación. Entre el publico estuvieron desde estudiantes universitarios hasta personalidades que se trasladaron desde La Habana hasta Santa Clara como el Dr. Oscar Elías Biscet quien realizó una excelente intervención en la parte del libre debate.

Foro del Instituto Patmos dedicado al Origen de la Vida.

Cada uno de nuestros foros sigue abierto, y por supuesto, este tan apasionante ¡también! Como muestra de ello compartimos el link con el PDF de una disertación que escribiera el año pasado nuestro colaborador Raudel García Bringas en respuesta a la burla que se realizará contra cristianos en un Pre Universitario por mantener su fe en un Dios Creador de todas las cosas. La disertación fue enviada en su momento a la  profesora que propició la burla, y se le invitó a un diálogo público donde ella pudiera expresar su criterio al respecto contrarrestando los puntos argumentados por Raudel. Lamentablemente la profesora nunca respondió. una lástima, pues habría sido ideal para una segunda edición de nuestro foro, que aún no descartamos. Mientras tanto publicamos la posición de Raudel y quedamos abiertos también a publicar otras posiciones.

Raudel García Bringas, autor de la disertación que ahora proponemos, al fondo de este selfie tomado por Leonardo Rodríguez, en compañía de otros coordinadores del Instituto Patmos

 

He aquí la disertación de Raudel García Bringas sobre el Origen de la Vida: http://bit.ly/2iowZAq

¡Enhorabuena el Informe del Departamento de Estado sobre la libertad religiosa en el mundo en 2016!

en-state-department.jpg
La misionera Yoaxis Marcheco Suárez y el pastor bautista Mario LLeonart, fundadores y coordinadores generales del Instituto Patmos recibidos por la funcionaria Mary Gunderson en visita al Departamento de Estado

¡Enhorabuena el Informe del Departamento de Estado sobre la libertad religiosa en el mundo en 2016!

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, presentó el 15 de agosto de 2017 el Informe del Departamento de Estado sobre la libertad religiosa en el mundo correspondiente a 2016: http://bit.ly/2wNquKR

 Como era de esperarse Cuba ocupó su merecido lugar, y el Instituto Patmos, recibidos en tres ocasiones diferentes por el Departamento de Estado en el transcurso del último año, agradece que nuestras palabras y denuncias hayan sido entendidas y atendidas. Recientemente divulgamos nuestro Informe referente el primer semestre de 2017 que compartimos directamente con diversas instituciones, incluyendo también al Departamento de Estado.  

 Nacimos en un país en el que -al igual que la Isla de Patmos que sirvió de prisión para Juan el vidente y posterior escritor del Apocalipsis- las libertades religiosas son frecuentemente interferidas como violación del Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y de la propia Constitución cubana vigente que expresa en la letra el respeto de las mismas. Al igual que Juan de Patmos soñamos visiones de esperanza en las que el Bien triunfará definitivamente sobre el Mal. Anhelamos y procuramos un país en el que la triste realidad ahora descrita por el Departamento de Estado se transforme. Una nación en la cual todas las libertades religiosas estén garantizadas a través de una Ley (no exclusivamente de Culto); en la que no exista más una Oficina como la ORA, tan justamente cuestionada por el Informe; en la que existan auténticas instituciones garantes de la libertad de Credo y no fantoches, como se comportan ahora por ejemplo el Ministerio de Justicia y su Registro de Asociaciones.

 Aunque la mayor responsabilidad para que esta realidad se transforme recae en los cubanos mismos; agradecemos declaraciones tan atinadas como resulta ahora este bienvenido Informe del Departamento de Estado; o el recientemente presentado también por la Comisión de Libertad Religiosa de los EE.UU, y las constantes Notas de Prensa de Solidaridad Cristiana Mundial (CSW, citada ampliamente por el Informe). Oramos a Dios para que el sistema que por décadas ha pisoteado las libertades religiosas en Cuba no derive en mutaciones como las que tuvieron lugar por ejemplo en Rusia; sino que sea sustituido por completo por un sistema auténticamente democrático en el que todo cubano tenga derecho a creer o a no creer, a creer de la manera que entienda, y a ejercer libremente esa fe. Esta es una de nuestras razones de existir y declaraciones como las referidas nos estimulan a seguir adelante.