Dagoberto Valdés Hernández Premio Patmos 2017 en el 500 Aniversario de la Reforma Protestante

La IV Edición Anual del Premio Patmos que concedemos a nuestro muy apreciado Dagoberto Valdés Hernández coincidiendo con el 500 Aniversario de la Reforma Protestante, es más un premio a Patmos, que lo entrega, que a Dagoberto que lo recibe. Nuestro Instituto con solo casi cinco años de existencia se encuentra apenas en estado embrionario y nuestra corta vida ha estado signada por tribulaciones que encajan muy bien con el nombre con el cual nos identificamos, el de la isla mediterránea donde Juan el apóstol estuvo preso por causa  ¨de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo¨ (Apocalipsis 1:9).

Entre las muchas inspiraciones que nos impulsaron, primero a nacer, y luego a continuar adelante en lo poco que hemos conseguido hacer en nuestra corta y atribulada existencia, se encuentra precisamente la de Dagoberto Valdés y de quienes le acompañaron primero en Vitral, y ahora en Convivencia. Nuestra historia y quehacer son nada al lado de la apasionada labor de Dagoberto y de sus valiosos colaboradores de dentro y de fuera de Cuba. Las enseñanzas y el ejemplo generados por el Centro de Estudios Convivencia constituyen hoy para nosotros un desafío para lograr de Cuba lo que juntos soñamos por igual. Dios utiliza a Dagoberto y a Convivencia para ofrecernos esperanza en las tribulaciones como mismo las recibiera Juan en Patmos a través de visiones celestiales.

Este es el cuarto año consecutivo en que concedemos este reconocimiento. La condición primordial para nuestra selección es que nuestro elegido sea alguien que haya demostrado ser consecuente con su Fe en Cuba. Y Dagoberto Valdés Hernández lo ha demostrado con creces a lo largo de muchos y difíciles años sin claudicar.

Es de notar que con Dagoberto suman ya tres premios concedidos a católicos de los cuatro que hemos otorgado, le anteceden el laico Amador Blanco Hernández, Premio Patmos 2014 y  el P. José Conrado, Premio Patmos 2015; solo el Premio Patmos 2016 ha sido el concedido a un protestante, el Dr. Oscar Elías Biscet, de definición bautista. No debe sorprender a nadie nuestra selección de tres católicos entre nuestros premios anuales que se otorgan precisamente en el Día de la Reforma Protestante. Como se sabe, nunca fue la intención de Martin Lutero cuando clavó sus 95 tesis a la puerta de su Iglesia en Wittenberg, Alemania, abandonar a su Iglesia, por el contrario, movido de gran amor por ella se proponía reformarla a la luz de lo que consideraba correcto en la Palabra de Dios y por la cual se sentía desafiado. Mucho menos se había propuesto provocar la escisión que finalmente ocurrió y que tuvo lugar luego de un juicio celebrado a Lutero por su iglesia y en el cual fue excomulgado. Lamentablemente no fue comprendido en su momento por la iglesia que amaba y anhelaba reformar de acuerdo a la Palabra de Dios.

Dagoberto Valdés Hernández ha sido siempre un católico comprometido con su profunda fe cristiana que ama con fervor a su iglesia y anhela y procura que ella actúe como es digno de Cristo en el contexto cubano aunque no siempre sea bien entendido por ello. Él y sus proyectos, primero Vitral y luego Convivencia, constituyen expresiones de la manera en que los hijos de Dios debemos encarnarnos en medio de la sociedad en la que Dios nos coloca para servirle. Nuestro Premio Patmos 2017 se entrega a una luz en la oscuridad como lo fue Martin Lutero en 1517. Y no dudamos que como también ocurrió con el creer y actuar de aquel monje agustino que de una luz que parecía condenada a apagarse, pero que resultó en un movimiento imparable que transformó a toda la cultura occidental; esta luz de Cristo que se irradia para toda Cuba desde Pinar del Río desde hace tantos años, no solo no se apagará, como el Maligno procura, sino que terminará iluminando irresistiblemente a toda Cuba.

A la acción social y cívica que nace de la fe que en Dagoberto se genera por la gracia de Dios puede sumarse su vocación en tender puentes y abrir puertas y ventanas que contribuyan a la convivencia no solo de quienes habitamos bajo el mismo techo de la patria sino también de la iglesia universal. Dagoberto no olvida nunca los genes protestantes que también se encuentran en su ADN cristiano, sigue amando su tiempo en la iglesia metodista, y no fue casual que en la Comisión Nacional de Laicos de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba en 1977 Dagoberto titulara una tesis con el mismo nombre del de una de las obras del famoso teólogo luterano alemán del siglo XX Karl Barth: “Comunidad cristiana y comunidad civil” en la que introdujo el  término  de  sociedad civil y las relaciones entre ella y la comunidad cristiana; principios con los que Dagoberto ha sido totalmente consecuente. Llama la atención que Karl Barth fuera también uno de los autores más citados en la cristología espiritual desarrollada por  Josef Razinger, el papa Benedicto XVI, que renunció para retirarse a orar.

Es por estas y muchas razones más que el Instituto Patmos al hacer este humilde homenaje, repleto sin embargo de significados, más que felicitar, agradece a Dagoberto Valdés Hernández por aceptar nuestra distinción y recibirnos, lo cual nos honra profundamente a la vez que nos anima, y esperamos que estimule a otros también, para tampoco claudicar ni dejar espacio al desaliento; sino por el contrario seguir el ejemplo que nuestro premiado, como Juan en Patmos, o Lutero en Wittenberg, nos ofrece a seguir.

Anuncios

Nuestro @ForoPatmos sobre ¨El origen de la Vida¨ continúa: Disertación de @rgbringas1

El panel del Foro del instituto Patmos dedicado al origen de la Vida, y el Dr. Oscar Elias Biscet en el momento de su intervención como parte del público.

Uno de nuestros foros más exitosos fue el dedicado al tema siempre polémico de el Origen de la Vida. En dicha ocasión tuvimos la bendición de que el Seminario Teológico Bautista en Santa Clara aceptara el coauspicio. Logramos sentar en un panel las principales posiciones en este debate: un creacionista, un evolucionista teísta y ateo evolucionista. El Panel logró exponer con respeto sus criterios y luego tuvo lugar un debate muy interesante con excelente moderación. Entre el publico estuvieron desde estudiantes universitarios hasta personalidades que se trasladaron desde La Habana hasta Santa Clara como el Dr. Oscar Elías Biscet quien realizó una excelente intervención en la parte del libre debate.

Foro del Instituto Patmos dedicado al Origen de la Vida.

Cada uno de nuestros foros sigue abierto, y por supuesto, este tan apasionante ¡también! Como muestra de ello compartimos el link con el PDF de una disertación que escribiera el año pasado nuestro colaborador Raudel García Bringas en respuesta a la burla que se realizará contra cristianos en un Pre Universitario por mantener su fe en un Dios Creador de todas las cosas. La disertación fue enviada en su momento a la  profesora que propició la burla, y se le invitó a un diálogo público donde ella pudiera expresar su criterio al respecto contrarrestando los puntos argumentados por Raudel. Lamentablemente la profesora nunca respondió. una lástima, pues habría sido ideal para una segunda edición de nuestro foro, que aún no descartamos. Mientras tanto publicamos la posición de Raudel y quedamos abiertos también a publicar otras posiciones.

Raudel García Bringas, autor de la disertación que ahora proponemos, al fondo de este selfie tomado por Leonardo Rodríguez, en compañía de otros coordinadores del Instituto Patmos

 

He aquí la disertación de Raudel García Bringas sobre el Origen de la Vida: http://bit.ly/2iowZAq

Intensas gestiones internacionales de Patmos en Abril

En el Departamento de Estado los coordinadores del Instituto Patmos Félix Llerena López, Mario Lleonart Barroso, Yoaxis Marcheco Suárez, Yiorvis Bravo Denis y Raudel García Bringas

Los tres primeros meses del año fueron muy activos para el Instituto Patmos dentro de Cuba: además de su constante promoción de una Ley de Culto, realizó reflexiones sobre el Rev. Martin Luther King a propósito de su día en EE.UU.; participó activamente en la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos; celebró su propio cuarto aniversario;  apoyó a la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia y a la campaña Cuba Decide en su ceremonia de entrega del Premio Oswaldo Payá ¨Libertad y Vida¨ en la Habana al Sr. Luis Almagro, Secretario General de la OEA; y celebró del Día internacional de la Felicidad, proclamado por la ONU.

Pero el mes de abril, sin dejar de concebir su principal escenario dentro de la isla, fue prolifero en terrenos internacionales como parte de su labor también practicando la diplomacia ciudadana. Mientras Leonardo Rodríguez Alonso, nuestro coordinador en el centro de Cuba, permanecía en la retaguardia (y que fue blanco por cierto al sufrir la expulsión de su hija Dalila Rodríguez González como profesora de la Universidad Central de Las Villas), el resto de los coordinadores se fue a Washington DC donde sostuvo una intensa agenda.

El preámbulo fue el 3 de abril cuando nuestros coordinadores generales Yoaxis Marcheco y Mario Lleonart participaron en un evento público convocado por Freedom House con Ahmed Shaheed, Relator de las Naciones Unidas (ONU) para la Libertad de Religión y Credo. En esta comparecencia la primera pregunta a Shaheed y su primera respuesta fue sobre la situación de las libertades religiosas en Cuba; y al final de esta reunión tan especial nuestros coordinadores intercambiaron directamente con él y quedó abierto un canal directo de comunicación. Ojalá que este Relator pueda ir a Cuba como lo hiciera María Grazia Giammarinaro, la Relatora Especial sobre los Derechos Humanos de las Víctimas de Trata de Personas; y para ese momento ya nuestro Instituto está suministrando información que Shaheed solicitó en esa jornada de Freedom House y que puede serle muy pertinente.

Entre el 19 y el 21 de abril a los coordinadores generales se unieron desde Florida el coordinador en Miami, Raudel García Bringas; y desde Cuba el coordinador en el occidente, Félix Yuniel Llerena López; y el coordinador para Camagüey y Oriente, Yiorvis Bravo Denis, representante del Mover Apostólico. Durante esos días, y acompañados por el representante en USA de Solidaridad Cristiana Mundial (CSW), sostuvieron reuniones de alto nivel con organizaciones tan prestigiosas como la International Religious Freedom (IRF) Roundtable (19 de abril) en la cual ahora estamos informalmente representados; la U.S. Commission on International Religious Freedom, USCIRF(20 de abril) y la Oficina para la Libertad Religiosa Internacional del Departamento de Estado (21 de abril). También asistieron a la conferencia International Religious Liberty and Human Rights in the Trump Administration celebrada en el National Press Club Journalism Institute y organizada por las prestigiosa revista Providence: A Journal of Christianity & American Foreign Policy; como resultado de lo cual también se crearon importantes contactos. Además sostuvieron encuentros muy especiales con miembros de la oficina del Senador Rubio y de la congresista Ileana Ross, con David Frous, Primer Secretario de la Embajada de la República Checa en Washington; y con funcionarios que trabajan en el Congreso y para los congresistas, de la Subcomisión para los Asuntos del Hemisferio Occidental.

En ocasión de este periplo nuestro Instituto compartió su borrador Violaciones actuales a la libertad religiosa en Cuba: Preguntas formuladas por el Instituto Patmos; documento que ahora compartimos en nuestro blog para conocimiento público de todos, en inglés y en español.

Finalmente y como colofón final en un mes muy intenso nuestros coordinadores generales participaron en el Congressional Hispanic Leadership Institute’s (CHLI) 13th Annual Gala & Leadership Awards invitados por su Presidente el honorable Lincoln Díaz-Balart donde nuestro Premio Patmos 2016, el Dr. Oscar Elias Biscet, asistió desde Cuba para recibir el premio Anual de esta organización.

 

El Instituto Patmos, en Cuba desde 2013

Aniv 4
Celebración del Aniversario 4 del Instituto Patmos en febrero de 2017, en la sede de EL CAMINO A LA FELICIDAD – CUBA (participan entre otros Armando Pérez Pérez (masón), Félix Llerena (Coordinador en el Occidente de Cuba del Instituto Patmos), Leonardo Rodríguez y Matilde González (coordinadores en el Centro de Cuba del Instituto Patmos), Amador Blanco Hernández (Comisión Nacional de Derecho Humanos José Martí de la República de Cuba, y Premio Patmos 2014, Cristina María Rodríguez Pentón (Ministerio Apostólico ¨Mi viña¨ y representante en Cuba del Ministerio internacional ¨De Mujer a Mujer¨ y Alberto Pérez González (Promotor en Cuba de ¨El Camino a la Felicidad¨ y anfitrión de la celebración).

 

Somos un Grupo de Reflexión Socio-Teológica que desde el 2 de febrero de 2013 promovemos para Cuba una urgente cultura de diálogo enfocándonos fundamentalmente en CUATRO OBJETIVOS: el ejercicio del diálogo interreligioso; la incidencia política; el monitoreo y defensa específica de las libertades religiosas; así como la educación en general de los Derechos Humanos Fundamentales consagrados en los treinta artículos de la Declaración Universal. Y lo hace mediante iniciativas tales como: Foros, Talleres, Conferencias, Ferias de Literatura, Festivales, Exposiciones y Conciertos que procuran el máximo de participación ciudadana.

Hemos diseminado nuestras invitaciones al libre debate y divulgado nuestros eventos mediante PUBLICACIONES como la revista CUADERNOS DE PENSAMIENTO PLURAL (disponible en la plataforma www.desdecuba.com), la revista juvenil NOTA DEL CIELO con presencia en tumblr, twitter y Facebook; el blog CUBANO CONFESANTE; la cuenta twitter @ForoPatmos; y más recientemente a través del boletín PATMOS PRESS que a través del e-mail invita y notifica los eventos realizados, así como noticias relacionadas, y que dentro de Cuba se distribuye especialmente a clientes de la cuenta nacional NAUTA, que constantemente incrementa el número de suscriptores.

Puesto que no poseemos una sede física en Cuba, realizamos nuestras actividades con el coauspicio de organizaciones religiosas que por cuestiones históricas llevan muchos años registrados (iglesias católicas, protestantes, logias o propiedades particulares). Lo que aparentemente constituye una limitación se ha convertido en una oportunidad que nos ha permitido diversificar y multiplicar exponencialmente el movimiento de nuestro actuar dentro de la isla involucrando a muchos actores y contribuyendo a la necesaria unidad (en la acción) de los diversos entes involucrados.